Se trata de técnicas que bien mediante aplicación percutánea o transcutánea y con aparatos de electroterapia específicos, nos permiten estimular vías nerviosas y conseguir así provocar en el organismo reacciones  fisiológicas con el objetivo de conseguir: neuromodulación del dolor, control vesical, estimulación de reflejos, control ano-rectal, etc.
En los últimos años la estimulación del nervio tibial posterior ha sido estudiada y utilizada con muy buenos resultados en diferentes patologías como la vejiga hiperactiva, dolor pelvico crónico, hipotonía vesical, incontinencia fecal, etc.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted