El nervio tibial posterior va por detrás de ambos tobillos y procede del nervio pudendo, que a su vez es rama de los nervios sacros que salen de la columna vertebral. 

Cuando se localiza el nervio mediante la terapia de neuromodulación periferica (tambien conocida como neuroestimulacion del tibial posterior) se flexiona el primer dedo, y el paciente nota como una pequeña corriente eléctrica (no dolorosa). 

Cada sesión dura media hora y antes de la quinta ya se obtienen resultados satisfactorios.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted